Vivir sin plástico, de Patricia Reina Toresano y Fernando Gómez Soria

Vivir sin plástico

Este mes de julio se celebra, como ya es tradición, el julio sin plásticos, una iniciativa que pretende concienciar sobre el uso masivo de plásticos en la vida cotidiana. Y es que, si te paras a pensar un momento y haces un flashback de estas últimas horas en tu vida, estoy segura de que el plástico es un actor secundario bastante predominante. Aunque no te des cuenta.

Y es que acabar con el plástico en tu día a día es prácticamente imposible, y quizá tampoco sea el objetivo. De hecho, Patricia Reina Toresano y Fernando Gómez Soria, los autores de Vivir sin plástico dicen de él que es un material maravilloso: “El mundo moderno no sería realmente moderno sin su presencia. Su valor en campos como en la medicina, el transporte o la tecnología son incuestionables”. Entonces, ¿dónde está el problema? Como en casi todo en la vida: en el abuso.

El plástico es un elemento que se empezó a estandarizar después de la II Guerra Mundial y, de hecho, la palabra como tal, no se encuentra en un diccionario de castellano hasta los años 50. Eso sí, fue llegar y triunfar. Se empezó a emplear en objetos de todo tipo gracias a su flexibilidad y bajo precio. El resultado: el vaso desechable que usaste hace 20 años durante un minuto, sigue existiendo.

El tema se agrava en la actualidad debido a la gran cantidad de plásticos de un solo uso que utilizamos: botellas, envases de comida, bolsas de la compra,… Están en todas partes. Y, no, no basta con reciclar, es todo mucho más complejo. Como dicen los autores en el libro: “Vendernos el reciclaje como la solución es una forma de que sigamos consumiendo como hasta ahora, pero con la conciencia tranquila”.

Y, entonces, ¿cómo lo hacemos? La clave consiste en ser consciente de lo consumimos y en aplicar la regla de las 5R siempre que podamos: reducir, reparar, recuperar, reutilizar y reciclar, en ese orden.

En el libro de Vivir sin plástico, encontrarás consejos e iniciativas que los autores han puesto en marcha en su camino desde el año 2015, y también su historia y filosofía de vida, pero, sobre todo, mucha información que pone en contexto la problemática del plástico que no había leído en otros libros del estilo.

Solo si comprendemos las consecuencias que tiene nuestra forma de consumir, podremos hacer algo para cambiarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba