Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una, de Raphaële Giordano

tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

Compra este libro desde mi librería de Amazon

Camille tiene una familia que la quiere, un trabajo fijo que le permite ciertas comodidades y está sana. No se considera desgraciada, pero tampoco es realmente feliz. De hecho, en los últimos tiempos, siente que la felicidad se le escapa entre los dedos: su marido y ella han entrado en una especie de letargo amoroso; apenas tiene comunicación de calidad con su hijo preadolescente; no se identifica con el tipo de trabajo que realiza; y, desde hace algún tiempo, está bastante apática.

Ella es la protagonista del libro de ficción Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una, de Raphaëlle Giordano, pero es posible que, en alguna parte de su historia, puedas sentirte reflejada. Desde ya te digo que yo, sí.

El diagnóstico de Claude, el rutinólogo que trata a Camille de su dolencia, es claro: padece rutinitis aguda, “una afección del alma que afecta cada vez a más gente en el mundo, sobre todo en Occidente. Los síntomas son casi siempre los mismos: disminución de la motivación, melancolía crónica, pérdida de referencias y de sentido, dificultad para ser feliz pese a la abundancia de bienes materiales, desencanto, lasitud”.

¿Tú también te sientes identificada? Pues tengo buenas noticias: la rutinitis tiene cura y, lo que es mejor, depende exclusivamente de cada una de nosotras. De hecho, la única manera de hacerle frente es trabajando desde dentro, interiorizando que somos lo que repetimos una y otra vez y dándole la vuelta al concepto: sustituir las rutinas del círculo vicioso (las mismas respuestas frente a situaciones que nos provocan malestar) por las del círculo virtuoso (readaptar los pensamientos para ofrecer respuestas positivas a esos problemas).

En la novela-manual de coach de Raphaëlle Giordano hay muchos ejercicios para poner en marcha y activar el cambio. Uno de ellos consiste en elegir varios mentores, estudiar sus actitudes, buenas prácticas, filosofía y todo aquello que te inspire para que tú misma puedas construir tu propio modelo de éxito.

Y recuerda lo que dice Claude, el rutinólogo de Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una, “lo complicado no es conseguir hacer las cosas una vez, sino ser capaz de hacerlas todos los días”. Reprogramar la manera en que hacemos las cosas exige esfuerzo, pero, por una cosa u otra, siempre merece la pena.

Si te gusta este libro, también te gustará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba