El miedo a viajar y por qué no dejar que nos afecte

Últimamente he leído muchos blogs de viajes porque, a finales de junio, mi media langosta y yo nos fuimos a recorrer parte de Francia y de Bélgica con el coche y quería estar al día. No solo me he estado informado acerca de estos países, que también, sino que he querido acercarme mucho a la razón por la que la gente hace de viajar su forma de vivir. He encontrado cosas muy esclarecedoras que os quiero dejar aquí porque creo que os pueden servir como a mí.

En primer lugar, y más ahora con los actos terroristas tan terribles y abominables que se dan por todo el mundo, los que salimos fuera nos encontramos con comentarios del estilo: estáis locos, hasta allí os vais a ir,en coche y con la que está cayendo. Bueno, pues no estamos tan locos. Cuando viajas, sobre todo en esta experiencia con nuestro coche, te das cuenta de que el mundo está repleto de gente que sale de sus casas, y mucho.

A photo posted by Patricia (@locosybajitos) on Aug 2, 2016 at 7:24am PDT

Me encantó este post de Aniko, la autora del blog Viajando por ahí, que nos cuenta cómo decidió viajar sola por el mundo y el miedo que le dio unos días antes de irse. Después, durante su viaje, quiso saber si ese miedo era algo común y, por lo que descubrió, parece ser que sí, que así era: “En Asia pregunté si alguna vez habían soñado con ir a Sudamérica y me dijeron que era muy lejos y que les daba miedo”. Y así sucesivamente, como una cadena.

Es interesante leer todo el artículo para darse cuenta de cosas como:

  1. Es normal tenerle miedo a lo desconocido: estamos acostumbrados a una rutina y salir de nuestra zona de confort nos parece muy peligroso, principalmente porque tendremos que hacer frente a cosas a las que no estamos acostumbrados.
  2. La gente que menos viaja es la que más miedo nos trasmite: ¿has probado a preguntarle a alguien que se mueva mucho, a ver qué te dice?
  3. Los medios de comunicación nos dan siempre malas noticias: evidentemente pasan cosas malas en el mundo pero también cosas muy buenas, y esas no se cuentan.
  4. Tememos ponernos malos fuera de casa, que nos roben, que nos pase algo con el coche…:desde luego, no son las mejores situaciones posibles. Por eso, yo siempre hago un seguro de viaje y, en Europa, también llevo la Tarjeta Sanitaria Europea,que es gratuita
  5. ¿Y si no nos entendemos con el idioma?: ¿En serio? Con las miles de aplicaciones para el móvil que existen hoy en día…

En fin que, como dice Aniko, “puedo asegurarles que si tienen muchas ganas de viajar por el mundo y no se van por miedo, es mucho más lo que se van a perder que lo que van a ganar quedándose en su casa”.

Así que agradeciendo a todos los que nos llamaron locos su preocupación, este verano de 2016 pusimos carretera y manta durante ocho días para hacer el siguiente recorrido: Madrid-Burdeos-Normandía (Bayeux)-Brujas-Bruselas-Niort(Coulon)-Zarautz-Madrid: más de 3.000 kilómetros de aventuras, sitios, gente y contratiempos, que también los hubo.

1 comentario

  1. […] cuando yo buscaba sobre algo que me llevaba atormentando y avergonzando desde hacía mucho tiempo: el miedo a viajar. Recibí muchas críticas por haber dejado pasar ciertos viajes para los que no me sentía […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba